Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí
Inicio Blog ¿Estamos ante una invasión biológica?

Medio natural y biodiversidad

¿Estamos ante una invasión biológica?

27 abril, 2017
Carpobrotus edulis es una de las especies más invasoras en España por su tolerancia a distintas condiciones edáficas, aprovechamiento de las alteraciones ambientales y propagación estolonífera. Tiene un fuerte impacto en dunas, arenales, rocas y acantilad

Carpobrotus edulis es una de las especies más invasoras en España por su tolerancia a distintas condiciones edáficas, aprovechamiento de las alteraciones ambientales y propagación estolonífera. Tiene un fuerte impacto en dunas, arenales, rocas y acantilad

Actualmente, las invasiones biológicas, tanto animales como vegetales, representan una de las mayores amenazas de pérdida de la biodiversidad a nivel mundial; además tienen repercusiones negativas en la sanidad vegetal, animal y humana. La actividad humana, bien de manera intencionada o accidental, es la responsable de esta falta de conservación de la biodiversidad, debida también, a la sobreexplotación de recursos naturales, a la contaminación química y eutrofización, y al cambio climático.

Una especie exótica o alóctona es aquel taxón que se encuentra fuera de su área natural de distribución y que logra sobrevivir y perpetuarse fuera de sus hábitats originales. Esta especie se considera invasora cuando supone un peligro para la biodiversidad específica nativa, tanto por el desplazamiento de las especies originales de sus nichos ecológicos, como por la posibilidad de contaminación genética de las especies autóctonas. Por lo tanto, no todas las especies exóticas introducidas son invasoras, sino que de entre las especies exóticas un 5-20% acabarán por convertirse en invasoras.

Debido a que las especies exóticas invasoras (EEI) son un problema ecológico, económico, paisajístico y de salud se hace necesaria una legislación que lo regule. A nivel nacional, en la ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad se establece una serie de medidas de prevención y control de las especies exóticas invasoras para reducir el impacto sobre la biodiversidad. Además, creó el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, que fue desenvuelto posteriormente por el Real Decreto 630/2013. Más recientemente se aprobó el Reglamento (UE) 1143/2014 sobre la prevención y la gestión de la introducción y propagación de especies exóticas invasoras, que establece las normas para evitar, reducir al máximo y mitigar sus efectos adversos sobre la biodiversidad en la Unión Europea.

La introducción de especies implica saltos biogeográficos imposibles en la naturaleza y de consecuencias desconocidas que, en ocasiones, pueden llevar a la naturalización y propagación de una especie, pudiendo tener consecuencias dramáticas en los ecosistemas. Son cuatro los factores principales que contribuyen al éxito de una invasión:

  • La oportunidad de recursos disponibles para la especie invasora.
  • Los enemigos naturales no existen o son escasos.
  • Las condiciones ambientales favorables.
  • Una gran capacidad de reproducción.

De manera que la aparición de especies exóticas invasoras supone un elemento extraño en los hábitats, pudiendo generar alteraciones en los diferentes componentes de un ecosistema. Como por ejemplo la Ailanthus altissima que incorpora sustancias alelopáticas al suelo, o como algunas plantas invasoras que favorecen los incendios. Las sustancias alelopáticas son compuestos bioquímicos que influyen en el crecimiento, supervivencia o reproducción de otros organismos.

Dado que la prevención es la medida más eficaz y barata en la gestión de EEI resulta muy aconsejable la educación ambiental, la sensibilización del ciudadano, el control efectivo en puertos y aeropuertos, la detección precoz y el desenvolvimiento de medidas legales estrictas.

Solamente en aquellos casos donde la prevención ya no es suficiente, el control de las poblaciones a niveles aceptables y su erradicación serían adecuadas. Para eso el diseño y ejecución de planes de vigilancia y detección temprana, además de conocer las posibles especies invasoras y detectar su introducción en las primeras fases es indispensable. Resulta muy aconsejable la elaboración de mapas de distribución precisos del estado actual y de la evolución temporal de las invasiones.

Hay tres métodos de control de las especies exóticas invasoras, que se usan por separado o combinados. Saber cuál es el más eficaz por medio de la bibliografía y experimentos previos es muy importante para hacerlo sin provocar efectos secundarios a los ecosistemas. Estos son:

  • El control físico o mecánico: en este apartado se encuentra la eliminación manual que es el método utilizado para eliminar plantas con bulbos y rizomas como el Carpobrotus edulis; la rozadura mecánica con maquinaria que no es muy recomendable ya que puede favorecer la dispersión de propágulos; el recubrimiento o mulching es otra alternativa utilizada en lugares donde las invasiones sean casi monoespecíficas para afectar lo mínimo a la vegetación nativa; y el tratamiento térmico.
  • El control químico: a las plantas invasoras se les rocía por encima y se pretende que el fitosanitario sea lo más específico posible y que produzca el menor residuo para no afectar a las plantas de alrededor; en cuanto a plagas forestales o insectos se hace con plaguicidas y/o insecticidas, también buscando el menor efecto en los ecosistemas.
  • El control biológico: consiste en la introducción de sus enemigos naturales en el nuevo ecosistema y supone una protección más a largo plazo y de menor coste, pero se debe de estudiar bien y evaluar con prudencia porque la introducción de una especie exótica siempre supone un riesgo para la comunidad autóctona.

Las actuaciones de control-erradicación de la fauna invasora son de una elevada complejidad técnica y existen pocos casos publicados con resultados satisfactorios.

En este ámbito se hace interesante las actividades del voluntariado ambiental para el inventariado y el control o eliminación de especies invasoras, convirtiéndose en una herramienta muy útil para dar a conocer la problemática y actuar de una forma eficaz.

Etiquetas: control ecología exoticas hábitat invasoras riesgos ambientales

compártelo

Autor


Carlos Rodríguez - Emberiza Estudios Ambientales

Fundador y director de proyectos en EMBERIZA. Biólogo e Ingeniero Ambiental con más de 10 años de experiencia en consultoría de planes, programas y proyectos.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Código de verificación
Emberiza es la empresa responsable del tratamiento de sus datos, los cuales se tratarán exclusivamente para atender su solicitud, en base a su previo consentimiento, para obtener más información acerca de los derechos que le asisten o cualquier otra información adicional al respecto de la protección de datos consulte la Política de Privacidad. Política de privacidad*