Inicio Blog La convivencia como método de conservación de quirópteros

Medio natural y biodiversidad

La convivencia como método de conservación de quirópteros

21 julio, 2021
Rhinolophus ferrumequinum en un refugio de cría

Rhinolophus ferrumequinum en un refugio de cría

Galicia, tierra de mitos, leyendas y una gran tradición popular que sigue repercutiendo hoy en día en las costumbres, pensamientos y actividades de muchos de sus habitantes. Como en otras muchas culturas, los animales nocturnos se relacionan con un gran número de fábulas y leyendas de nuestra tierra, historias de las que no se escapan los quirópteros (murciélagos).

 

Los murciélagos han sido representados como figuras mitológicas relacionadas con el inframundo, la tierra de los muertos. El origen de estas creencias pudo deberse a que estos organismos eran fácilmente encontrados en las cuevas, lugares húmedos y oscuros que eran idóneos para enterrar a los difuntos.

 

Otra creencia muy arraigada entre la población es la capacidad de estos para alimentarse de sangre. Esto no deja de ser una consecuencia de las leyendas que se transmitieron a lo largo de nuestra historia y que vieron incrementado su alcance con la llegada de la cinematografía. Tan solo existen tres especies de murciélagos capaces de alimentarse de sangre, pero todas ellas se encuentran en zonas tropicales de América y se alimentan principalmente de la sangre del ganado.

 

Todo esto lleva no solo a un desconocimiento de la biología general de los murciélagos, sino también al hecho de que muchos los teman, realizando pocos o nulos esfuerzos para su conservación. Galicia experimenta un gran declive en las poblaciones de quirópteros, haciendo que todas y cada una de las especies de este grupo de mamíferos se encuentren protegidas por la ley. Es por esto por lo que surgen diversos proyectos y alternativas enfocadas a su conservación.

 

Algunas prácticas que poco a poco van siendo cada vez más habituales son la construcción de refugios, más frecuentemente en zonas rurales, o los acuerdos de custodia entre propietarios comprometidos y distintas entidades implicadas en la conservación de los quirópteros. En el caso de las ciudades, estas son lugares que ofrecen pocos refugios naturales para estos organismos, y ello hace que puedan darse encuentros no deseados entre murciélagos y humanos, pudiendo llegar a colarse algún individuo en nuestro domicilio. Ante tal situación se ofrece una fácil solución: mantener la calma y dejar una ventana abierta para que el murciélago pueda salir por su cuenta. Otra opción menos recomendable, ya que implica su manipulación, sería capturarlo con algún tipo de caja con orificios y liberarlo, a ser posible tras el anochecer, desde un lugar elevado, como una ventana, para que pueda emprender el vuelo de forma sencilla. El manejo de estos organismos debe llevarse a cabo siempre mediante el uso de guantes ya que, como muchos otros animales, intentarán morder a quien los manipule como método de defensa, pudiendo transmitir enfermedades.

 

Una de las mayores ventajas que ofrece tener como vecinos a una buena población de quirópteros es su capacidad de alimentarse de un gran número de insectos (hasta 3000 en una noche), convirtiéndose en el mejor insecticida natural.

Etiquetas: conservación murciélagos quiropteros

compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Código de verificación
Emberiza es la empresa responsable del tratamiento de sus datos, los cuales se tratarán exclusivamente para atender su solicitud, en base a su previo consentimiento, para obtener más información acerca de los derechos que le asisten o cualquier otra información adicional al respecto de la protección de datos consulte la Política de Privacidad. Política de privacidad*