Las distintas caras del ave del año 2023

Medio natural y biodiversidad

Tras su triunfo sobre el alimoche común (Neophron percnopterus) y la ganga ibérica (Pterocles alchata), el aguilucho cenizo (Circus pygargus) se coronó como “ave del año 2023” en la votación popular realizada por la Sociedad Española de Ornitología (SEO) a principios de este año. Esta especie, catalogada como vulnerable en el Catálogo Español de Especies Amenazadas presenta una peculiaridad que comparte con otras rapaces como el águila calzada (Hieraaetus pennatus): la posesión de diferentes morfos de coloración.

 

Los plumajes con coloraciones diferentes dentro de una misma especie nacidos de mutaciones genéticas que alteran la concentración de la melanina (en el caso del aguilucho cenizo una que causa una mayor concentración de eumelaninas proporcionando una coloración más oscura), son denominados morfos cuando estos rasgos fenotípicos se estabilizan y afectan a una proporción significativa de la población. En el caso de esta ave, existen dos diferentes: el más común, cuyo color dá nombre a la especie y los morfos oscuros o melánicos, que se acercan a una coloración negra. Más concretamente, el macho es gris-pizarra (llegando al negro metálico como pudimos observar en alguno de nuestros censos) mientras que la hembra es de un color marrón-chocolate.

 

Los morfos oscuros son más comunes en el noroeste de la península ibérica, como es el caso de Galicia, en la que la mitad de las poblaciones que alberga presenta estos colores, seguida en menor medida por León, Zamora, el norte de Burgos y Palencia.

 

Existen varias hipótesis sobre la mayor presencia de individuos de morfo oscuro en Galicia, una de ellas es que estos presentan diferentes niveles hormonales que los individuos de morfo claro, lo que se manifestaría en una mayor agresividad y que les permitiría ocupar zonas más antropizadas que las que ocupan estos últimos. Algunas apuntan a que existe cierta correlación positiva entre la precipitación anual y la abundancia de morfos oscuros, y que esto puede explicar su mayor presencia al ser una de las comunidades autónomas españolas con más lluvias.

 

Otras características presentes en los individuos de morfos melánicos como una mayor resistencia ante el estrés oxidativo o periodos de cría más largos, llevan a diversos autores a pensar que la presencia de estos morfos puede ser ventajosa para la supervivencia ante medios y factores cambiantes, así como la conquista de nuevos hábitats y áreas geográficas en el actual escenario de cambio climático.

 

Puedes leer más sobre aguilucho cenizo en esta otra noticia de Emberiza, o en esta otra.

aguilucho cenizo circus pygargus

Deja tu comentario

Programa Kit Digtal, cofinanciado por los fondos europeos Next Generation EU, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia

Financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Comisión Europea. Ni la Unión Europea ni la Comisión Europea pueden ser consideradas responsables de las mismas