Inicio Blog Los atropellos: un factor de amenaza para las poblaciones de anfibios

Medio natural y biodiversidad

Los atropellos: un factor de amenaza para las poblaciones de anfibios

26 enero, 2021
Bufo spinosus cruzando una carretera. Fotografía de José Carlos Carballo González

Bufo spinosus cruzando una carretera. Fotografía de José Carlos Carballo González

En las últimas décadas, las poblaciones de anfibios están experimentando un proceso drástico de declive tanto a nivel global como local debido a una serie de factores de amenaza, entre los que se encuentran: alteración y contaminación de los hábitats terrestres y acuáticos, introducción de especies alóctonas invasoras, atropellos en carretera, persecución directa por el hombre, captura de ejemplares, incremento de la radiación ultravioleta y enfermedades causadas por iridovirus y por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis.

 

Con el comienzo de las primeras lluvias otoñales entre estas amenazas destaca la elevada mortalidad de adultos en carreteras y pistas debido al atropello por vehículos. De hecho, ¿quién no ha visto por la noche alguna salamandra (Salamandra salamandra) cruzando la carretera durante este período del año?

 

Con los primeros chubascos, los adultos entran en celo tras permanecer refugiados en los medios terrestres durante los meses más calurosos del año. Esta señal hace que poblaciones enteras migren hacia los medios acuáticos con el propósito de reproducirse y completar su ciclo vital aunque desgraciadamente este paso no llega a suceder para miles de ejemplares cuya vida termina por culpa de los atropellos.

 

Los atropellos suceden principalmente en lo que llamamos “puntos negros” que son tramos de carretera con una densidad de atropellos de fauna, en este caso de anfibios, muy superior a la media. Estos puntos se encuentran principalmente en intervalos de carretera (normalmente de menos de 100 metros de longitud) cercanos a las masas acuáticas donde los individuos maduros se reproducen y realizan sus puestas por lo que puede llegar a comprometer la viabilidad de poblaciones enteras.

 

La proximidad de los medios acuáticos con las carreteras y pistas hace que estos desplazamientos prenupciales sean relativamente localizables. Aún así, en gran parte de los proyectos de construcción de carreteras no se tienen en cuenta la presencia de anfibios en el área por lo que, de manera general, en los estudios de impacto ambiental no se contemplan las medidas correctoras oportunas para mermar el impacto de estas estructuras sobre las poblaciones de anfibios. A pesar de que, en muchas ocasiones, la simple colocación de una señal de paso de herpetos podría evitar la muerte de cientos de ejemplares.

 

Esta amenaza se acentúa más si cabe dado que la biología de estas especies hace que sean muy propensas a los atropellos debido a su lento desplazamiento en contraposición a la elevada velocidad de los vehículos.

 

Por este motivo se hace necesaria la implementación de medidas de minimización estructurales y de sensibilización que mitiguen este impacto.

compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Código de verificación
Emberiza es la empresa responsable del tratamiento de sus datos, los cuales se tratarán exclusivamente para atender su solicitud, en base a su previo consentimiento, para obtener más información acerca de los derechos que le asisten o cualquier otra información adicional al respecto de la protección de datos consulte la Política de Privacidad. Política de privacidad*